Web Delicias

Recetas, Restaurantes, Salidas, Tragos, Cocina Ligth.

Para comer en familia

domingo, 19 de diciembre de 2010
, ,


14 restaurantes para ir en familia.

Ir a comer es una de las principales salidas para hacer en familia. Una diversidad que no hace fácil elegir el lugar correcto. Te recomendamos catorce opciones para juntar mesas y llevar a “toda la familia unida”.

LOS ELEGIDOS:

Bar Alemán
La gastronomía alemana tuvo sus años de gloria en las primeras décadas del siglo XX. Hoy quedan los viejos lugares que se han adaptado sumando clásicos porteños y, en algunos casos, la vieja estructura de sus locales. Zur Eiche, Hermann y el Bar Alemán de Devoto están entre los más tradicionales. Y guardan bien en alto su clima familiar, con grandes porciones, sea de salchichas con chucrut como sorrentinos de jamón y queso o milanesas napolitanas. Bar Alemán suma además jardín con juegos para chicos y es lo suficientemente grande como para armar una gran mesa donde entre toda la familia que se junta el domingo.
Av. San Martín 5992. Tel.: 4501-0814

Albamonte
La parte final de la Avenida Corrientes hilvana varios lugares que, entre todos, suman más de un siglo de historia. Las pizzerías Santa María, El Imperio de la Pizza y el clásico Albamonte. Pero si las pizzerías son buenas opciones para una porción al paso a las tres de la tarde o las dos de la mañana, para ir en familia el elegido es Albamonte. La pizza le ha dado su principal fama, pero este lugar ofrece mucho más. Buenas pastas caseras, picadas, rabas o matambrito tiernizado al verdeo. Los platos llegan en porciones que permiten compartirse y bajan el precio final. El ambiente es una combinación de bodegón y restaurante tradicional de barrio y los mozos no tienen problema en arrimar mesas para una familia numerosa y bulliciosa.
Av. Corrientes 6735. Tel.: 4553-2400 / 4554-4486

El Trapiche
Con solo pasar por la puerta ya se sabe de qué trata este lugar clásico de Palermo: un gran comedor para grupos de amigos y familias enteras. Es raro no encontrar gente esperando en la puerta, pese a que el lugar es enorme. Suman promociones de platos para compartir (conejo, chivito, lechón) y precios especiales en vinos recomendados. Para los niños dejen de hablar al menos cinco minutos, se recomienda pedir una de las grandes copas heladas de la casa con tantas cucharas como infantes haya en la mesa.
Paraguay 5099. Tel.: 4772-7343 – 4775-5793

Cumaná
A favor, este lugar tiene su ubicación, en una zona sin muchas propuestas populares. En contra, que está lleno a tope cada día. Una buena opción para una cena un día de semana. Cazuelas, pizzas de campo, empanadas y postres tradicionales. Los individuales con crayones sirven para entretener a los niños y el pingüino de vino da nostalgia a los más grandes. Excelentes precios y porciones abundantes.
Rodríguez Peña 1149. Tel.: 4813-9207

Sarkis
Esta esquina está por lejos entre las más concurridas del barrio (y de su vecino Palermo). No hay día en que no se aglomere la gente en la puerta: parejas, grupos de amigos y familias enteras (muchas de la comunidad sirio-libanesa o armenia). En pocos lugares los mozos saben llevar tan bien las decenas de mesas que atienden cada noche. El ambiente es ruidoso y entretenido, aún más los lunes, día en que alguna bailarina árabe se contonea entre las mesas. La lógica de la carta, con platos en porciones no muy grandes pero económicas, hace que se pueda pedir variedad, compartir y llegar a la cuenta final sin que la suma se vaya a las nubes. Si es tu primera vez, dejate llevar por las recomendaciones de los mozos. Ellos saben bien el camino de platos para llenar la mesa de sabores exóticos pero amigables.
Thames 1101. Tel.: 4772-4911

La Casa Polaca
Aunque algo del encanto de este lugar ha quedado en el viejo sótano que supo ocupar antes de la mudanza a la zona trasera del mismo edificio, aún mantiene sus virtudes: buen servicio, los platos tradicionales contundentes y sabrosos y un ambiente entre elegante y popular. Los dueños están atentos al servicio, lo que ayuda a un clima familiar y descansado. La música del piano se mezcla con el bullicio del salón, logrando una suerte de estética de fonda popular que le da mucho encanto. Mesas con tres generaciones cada noche, probando los platos tradicionales del este europeo.
Jorge Luis Borges 2076. Tel.: 4899-0514 / 4777-6683

Grappa
Uno de los restaurantes que mejor lleva su ya larga existencia en Palermo. Con un éxito de público recuperado en los últimos años, el lugar está muy bien para una comida familiar, si se busca un ambiente entre clásico y elegante, con algo fashion entremezclado. Buenas pastas y aún en alto las pizzas a la parrilla, finas, crocantes y con opciones atractivas. Las mesas en la vereda suman una opción diferente para los mediodías, cuando el lugar se pone aún más lindo con la luz del día llenando el salón. Los precios son un poco más altos, pero siguen acompañando, más aún cuando la mesa es grande y se comparten algunos platos o la pizza.
El Salvador 5802. Tel.: 4899-2577

Italpast
El corazón de este restaurante es una familia italiana, los Picciau. Así empezó el proyecto en 1995, con la ‘nona’ amasando pastas en la esquina y sus herederos atentos a la cocina y el servicio. El lugar creció sin prisa pero sin pausa, y hace cuatro años tuvo su ampliación definitiva, sumando cava y recreando su ambiente, entre popular y refinado. Lleno cada día del fin de semana, la inmensa mayoría de los visitantes son de Buenos Aires, en muchos casos familias enteras que llegan buscando el sabor tradicional de la cocina italiana. La comida es una verdadera delicia, con excelentes pizzas, pescados, risotti y unas pastas hechas a manos cada día que emocionan. Viajar 70 kilómetros tiene sentido si el destino es este restaurante.
Dellepianne 1050. Tel.: (03489) 430433 / 425275, www.italpast.com.ar

El Obrero
Es verdad, es turístico, pero no por eso menos propio. El Obrero es una gran salida para ir con los chicos y contarles (y aún más importante, mostrarles) parte de la historia del viejo Buenos Aires. Cada foto, botella, objeto y plato son piezas de un museo imaginario. Y la carta mantiene su forma de décadas, con cazuelas y guisos servidos en olla, buenas picadas para acompañar el vermú y una variedad de opciones que van de la milanesa a caballo a la corvina a la vasca. El éxito entre extranjeros y las visitas de famosos no le subieron los humos y los precios siguen en línea con su historia popular.
Agustín R. Caffarena 64. Tel.: 4362-9912

Maricarmen
Un clásico recomendado, aunque casi siempre como parrilla. Pero este lugar, manejado por su parte por una familia, tiene en las brasas solo la mitad de su corazón. La otra mitad late en la cocina, donde reina Karina, con unas potentes y sabrosas pastas caseras amasadas cada día a mano. Eso sí, si vas con toda la familia reservá o andá bien temprano, porque está lleno a reventar. Y si a los chicos no les gustan ni las pastas ni la parrilla, tienen muy buenas minutas. Detalle: la gaseosa se puede pedir en botella familiar. ¡Gran lugar!
Lavallol 5402. Tel.: 4571-9488

Il Vero Arturito
Este bodegón con su dueño en el timón reúne mediodía y noche a familias enteras y las alimenta con las grandes y contundentes porciones de pastas, la selección de platos con chivito (para compartir) o las minutas. El ambiente clásico, algo desgastado por el tiempo, reúne a vecinos, jóvenes y viejos, extranjeros y visitantes de toda la ciudad. La comida no te llega a emocionar, pero te deja bien contento, y con la panza llena.
San Luis 2999. Tel.: 4961-4280

Vicente
Sus lindas mesas al aire libre y su aire de bodegón a mitad de camino entre el clasicismo y la modernidad. Pero ese lugar tiene un hermano que sirve exclusivamente pastas y es una gran opción para un almuerzo familiar de domingo. Escondido en las entrañas de una antigua casa de Belgrano, con un ambiente simple y cálido, con espacios más reservados, es una inteligente opción para cuando se busca algo de intimidad en un encuentro familiar pacífico y sabroso. En algunos casos los platos pueden compartirse (preguntar al mozo).
La Pampa 2755. Tel.: 4787-3120, www.vicentepastas.com.ar

Spiaggi di Napoli
En las discusiones sobre el ‘ser’ porteño siempre aparecen el tema de la inmigración. Es muy posible que los aires bullangueros de las familias tengan mucho de su raíz en las zonas mediterráneas de los países europeos. En este reparto de influencias, el sur italiano, con Napoli en un centro imaginario, es la estrella. Y este lugar toma toda la cultura de esa ciudad, la mete en una coctelera de Buenos Aires, y la sirve bien aporteñada. Pastas que se piden por peso, buenas rabas y un clima de cantina caótica. Un aire encantador.
Av. Independencia 3527. Tel.: 4931-4420

Martita
Boedo está entre los barrios que más se han sacudido como posible nuevo centro de atracción gastronómica. Sin embargo, pese a que hay nuevos lugares, son los clásicos los que le marcan el pulso. Y Martita sigue siendo la reina. Posee algunas de las mejores empanadas de la ciudad, muy buenas pastas caseras y algún plato de pescado y mariscos para descubrir. La atención es informal y algo caótica y el lugar no es amplio. Si tu familia es muy grande, tal vez no sea tu lugar (o andá armado con mucha paciencia). Pero no dejes de pasar por esta esquina. Recomendado ir al mediodía, cuando todo es mucho más tranquilo.
Cochabamba 3700. Tel.: 4931-3584

NOTAS RELACIONADAS:
- Comer al aire libre
- Empanadas en Buenos Aires
- Tenedor libre - Favoritos
- Parrillas de Buenos Aires
- Pescados y Mariscos

ANIMATE y dejanos tus comentarios.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguinos en: